viernes, octubre 13, 2006

Viernes de sexo ... no, de sentimientos

Hoy tocaba hablar de sexo, pero resulta que me siento impotente de hablar de eso ... hummmm, no ... mejor así "no me siento con ánimos de hablar de eso" ... hummm ... tampoco me gusta mucho, porque a la larga es lo mismo ... a ver así, "no voy a hablar de eso" ... ya está, así suena mejor.

Es que no siempre tengo que estar en el mete y saca. Algún día puedo tomármelo de vacaciones. Hablando de eso, llevaba mas de cuatro días sin postear. Es que la vida se me ha agitado ultimamente por razones que no voy a exponer aquí (jajaja ... los curiosos deben estar remordiéndose los hígados).

Quiero hoy desahogarme con un tema (solo para demostrar que eso de "impotente" que dije al principio, no es verdad), que me puso a arder un poco la sangre a partir de un programa de television mal llevado. Y es sobre si somos confiados o desconfiados en las relaciones personales.

En el programa entrevistaban a varias personas aparentemente al azar (¿aparentemente? ... hummm ... que desconfiado !!!) y basicamente les preguntaban si eran confiados o desconfiados en relación con el resto de las personas.

Las opiniones se dividieron en dos grupos:

Los desconfiados. Que generalmente decían que preferían no confiar en los demás para evitarse fracasos y decepciones. O sea, esperar de los demás siempre lo peor. Excepto por supuesto un selecto grupo de personas entre las que podrían estar los padres o amistades profundas (pero sin derecho a roce ... jajaja ... ese es un concepto de Fiorellita que me gustó).

Los confiados. Por lo general asumen que las personas son inocentes hasta que demuestren lo contrario. Prefieren ser bondadosos y gentiles con el resto del mundo, exceptuando a aquellas personas que insalvablemente no son de fiar.

Si ... ya se. Estamos de acuerdo que las cosas no son en blanco y negro y que del bando de los confiados hay tendencias de centro-izquierda quienes piensan que puede haber presupuestos para desconfiar en algunos rasgos de determinados grupos de individuos. Pero la esencia de este sentimiento está solo en estos dos grupos.

¿Y yo qué?. Pues a mi me jode pertenecer al grupo de los confiados, a pesar de saber de todo lo malo que hay en este mundo y de auto-regañarme cada vez que por esas razones tengo una decepción. Lo confieso ... me gusta confiar en los demás. Cuando sea grande me enmendaré.
 Posted by Picasa

20 comentarios:

AFRODITA dijo...

Me ha gustado mucho tu blog y vengo a invitarte a que visites el mío, pues tengo una interesante encuesta que me gustaria mucho que pudieras darme tu opinión.

Un beso

maps dijo...

Impotente tu??? Quien lo hubiera dicho...


(Ahora voy a seguir leyendo)

maps dijo...

Perdón por lo de antes.. empecé a lewer tu post y no pude evitar hacer este fácil comentario.

Ten fe Rubén, el tiempo siempre pone a la gente en su sitio..... y digo yo que los confiados que siempre vamos de buena fe tendremos el nuestro... o no?

Beatrice dijo...

Habemos much@s como tú (y como yo) que preferimos confiar hasta que nos demuestren lo contrario, si, nos llevamos cada sorpresa y cada descalabrada pero opino que es mejor ser optimista que pesimista. Como decimos por aca en México: "no cambies, vales chorros".

Saludos.

Buen fin de semana.

Anónimo dijo...

Yo me uno al grupo de los confiados, ¿qué más da? que nos lastimen una y otra vez... ¡venga! ¡Los gatos están lo máximo!

Blueyes dijo...

Rubén, niñooooo he llegado.
Te extrañé muchooooo.
No tengo internet en casa, asi que estoy medio incomunicada :o(
Besosss azuless milll

noemi dijo...

jejeje.
Y la foto de los gatitos :)

TERESA dijo...

me gusta confiar en la gente,lo malo que hay veces que esa gente en la que confias hace daño.Pero..no aprendo.

TERESA

saltasetas dijo...

Yo ERA de los confiados, pero tantos palos en mi vida hacen que no sea tan facil llegar a mi como debería ser. Ahora soy de los desconfiados (zona cuasi central).
Otra cosa es llevarse bien conmigo, incluso hacerse mi amigo, pero la confianza... para mí, hay que ganarsela.
Para "pasar un rato" (léase esto como se quiera, amistad o algo) puedo estar con cualquiera (aunque con algunas/os me siento más agusto), pero para llegar a mí, hay que demostrar que se me quiere.

zendal dijo...

Hmmmm... estaba pensando en si soy confiado o no.

Más bien, yo tengo tendencia e estudiar en los primeros contactos a la persona. Trato de clasificarla en "si se puede confiar" o en "si no se puede".

De primeras, soy totalmente neutro en ese aspecto.

Anónimo dijo...

Hay que creer en las personas, si no confiamos los unos en los otros al final nos "envenenariamos" tanto que viviriamos en una caja y terminariamos por no relacionarnos ni con los nuestros...vamos como el chiste del gato hidráulico. :·D

fiorella dijo...

Como se me ha nombrado en el post sin mi consentimiento ven go a decir....jajaja.Yo confìo siempre.Hay veces que la intuiciòn,que a veces falla,me indica que no debo confiar,pero rara vez.-Como verà tengo blog querido Ruben

Ruben dijo...

afrodita ... ahora mismo voy a tu blog y te comentare ... jeje .. bueno, es que el Viernes me fui temprano y no reviso los fines de semana

Ruben dijo...

afrodita ... me encanta tu blog !!!

Ruben dijo...

maps ... lo que no tiene remedio no se puede arreglar ... me refiero a lo de la confianza ... :P

Ruben dijo...

Beatrice ... gracias por el animo y por saber que eres de mi mismo club.

mond ... asi es. Cuando sufro alguna decepcion ya ni me cuestiono el principio de confiar.

Ruben dijo...

Bluecita ... bienvenida de nuevo al blog-world !!! Que seriamos sin ti ... :)

Noemi ... los gatitos ... pues el empujado es de mi club.

Ruben dijo...

Teresa ... resignate como yo

Saltasetas ... a mi me gusta confiar, pero tampoco eso signifique que considere racional exponerme a peligros con cualquier persona.

zendal ... asi quisiera ser yo, aunque me siento feliz confiando.

cuatropelos ... jajaja ... gracias por recordar y asociar el chiste del gato

Ruben dijo...

fiorellita ... disculpa el dislate (coño!!!, ¿de donde me salio la palabrita esa?). En lo adelante enlazare a tu blog mis comentarios. Por cierto, me di una vuelta por tu incipiente (y dale con las palabritas) blog y me gusta, en estos primeros posts estas introspectiva (jala !!!). Es un corazon bonito lo que se ve.

Princesa dijo...

Bueno, yo también me incluyo en el grupo de los confiados. Por eso no llegaré a hacer lo que me gustaría.